EL COLEGIO ELECTORAL

Desde 1964, el Colegio Electoral está compuesto por 538 miembros electores. Una cantidad que sale de sumar el número de miembros de la Cámara de Representantes, 435, el número de miembros del Senado, 100, y el número de miembros electores que aporta el Distrito de Columbia, que es el equivalente al del estado más pequeño, o sea, 3. Los territorios no aportan representación para la elección del Presidente y del Vicepresidente ya que no son ciudadanos de los Estados Unidos. Cada uno de los miembros del Colegio dispone de 2 votos (esto siempre ha sido así), 1 para elegir al Presidente y otro para elegir al Vicepresidente (esto no siempre ha sido así). En las 4 primeras votaciones para elegir al Presidente de los Estados Unidos (1788, 1792, 1796 y 1800) cada miembro del Colegio Electoral emitía dos votos según preferencias. El candidato con más votos era designado Presidente y el segundo con más votos, Vicepresidente. Así fueron designados, en los dos primeros procesos, George Washington como Presidente y John Adams como Vicepresidente. Nadie se postulaba ni para uno ni para otro puesto.

Una vez que Washington dejó claro que dos mandatos le parecían suficientes y que no aceptaría un tercer mandato (marcando un principio ético muy importante) se celebraron las primeras elecciones, no sólo con candidatos como tales (respaldados por una determinada facción), sino con lo que luego se denominaron “tickets electorales”, o lo que es lo mismo, una pareja que se repartía de partida las funciones de Presidente y Vicepresidente de mutuo acuerdo.

Lo cierto es que el intento no funcionó y resultaron elegidos, por estrecho margen, John Adams como Presidente (con 71 votos electorales) y Thomas Jefferson como Vicepresidente (con 68 votos electorales). Thomas Pinckney, que aspiraba a compartir el poder con Adams y Aaron Burr, que hacía lo propio con Jefferson, se quedaron fuera del reparto de cargos. La convivencia entre Adams y Jefferson fue muy dura y para el cambio de siglo, ambos se presentaban a las elecciones que pusieron a prueba, por primera vez, el entramado electoral dibujado en la Constitución de 1787.

Los Demócratas-Republicanos de Jefferson no estaban convencidos de que éste fuese el mejor candidato y repartieron los votos entre Jefferson y Burr. Como consecuencia empataron a 73 votos electorales y Adams (que aspiraba a la reelección) se quedó con 65. Por lo tanto, la elección pasó a la Cámara de Representantes, donde el Partido Federalista de Adams tenía mayoría y en la disyuntiva entre Jefferson y Burr entró en juego otro de los “padres fundadores”, Alexander Hamilton.

Hamilton era amigo y secretario de Washington. Primer Secretario del Tesoro. Defensor de la Unión frente a los Estados. Y fundador del Partido Federalista, el primer partido como tal de Estados Unidos. Hamilton apostó por Jefferson por considerarlo menos pernicioso que Burr para EE UU. Y así Thomas Jefferson se convirtió en el tercer presidente de la Unión, el primero del siglo XIX. Pero, sobre todo, así se abrió la primera crisis constitucional que se resolvería con la Decimosegunda Enmienda (XII, 1804).

A partir de entonces, el Presidente y el Vicepresidente se eligen en votaciones diferentes. En el caso de que ningún candidato obtenga la mayoría absoluta de los votos para la presidencia, los tres que hayan obtenido más sufragios entran a la consideración de la Cámara de Representantes que elegirán al Presidente en una votación en la que cada Estado designa a un representante que tendrá un único voto. Para que la votación sea válida tienen que estar presentes dos tercios de los Estados de la Unión. Un procedimiento similar se sigue para escoger al Vicepresidente si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta de los votos. Los dos con más respaldo pasan a la consideración del Senado que siempre que estén presentes dos tercios de los senadores podrán escogerlo por mayoría absoluta de los presentes.

Tanto para ser Presidente como para ser Vicepresidente hay que ser nacido en Estados Unidos, tener 35 años, haber residido 14 años en los Estados Unidos y que ambos candidatos no sean del mismo estado.

La elección de 1824 fue la primera en la que los miembros del Colegio Electoral fueron elegidos a través de los votos de los ciudadanos. No todos los estados se sumaron a esta nueva modalidad en este primer momento. Muchos siguieron reservando este derecho a las asambleas legislativas estatales. En todo caso, la elección de 1824 supone el punto de inflexión del paso de un sistema de Tercer Grado a uno de Segundo Grado rompiendo con la tradición marcada por los padres fundadores, que desconfiaban, en cierta medida, del criterio del conjunto de la ciudadanía. John Quincy Adams fue el elegido en aquella ocasión, aunque tuvo que entrar en juego la Cámara de Representantes.

Puedes descargar aquí el documento completo en pdf:

Las Elecciones en EE UU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s