CON FALDAS Y A LO LOCO

Hace unos días que me ronda la cabeza el diálogo final de Con faldas y a lo loco, probablemente, uno de los mejores guiones de la historia del cine.

 

Jerry: ¡Oh, no, Osggod! Tú y yo no podemos casarnos.

Osgood: ¿Por qué no?

Jerry: Bueno, primero porque no soy rubia natural.

Osgood: No me importa.

Jerry: Y fumo. ¡Fumo muchísimo!

Osgood: Me es igual.

Jerry: Tengo un horrible pasado, desde hace tres años estoy viviendo con un saxofonista.

Osgood: Te lo perdono.

Jerry: Nunca podré tener hijos.

Osgood: Los adoptaremos.

Jerry: Pero Osgood, es que no lo entiendes… ¡Soy un hombre!

Osgood: Bueno. Nadie es perfecto.

 

Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959. Some Like It Hot)

Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959. Some Like It Hot)

 

En realidad, en mi cabeza tiene una forma parecida a esta:

 

Rajoy: ¡Oh, no, Artur! Tú y yo no podemos dejarnos.

Mas: ¿Por qué no?

Rajoy: Bueno, primero porque lo impide la constitución.

Mas: No me importa.

Rajoy: Y debes. ¡Debes muchísimo dinero!

Mas: Me es igual.

Rajoy: Tienes un horrible futuro. Nunca podrás formar parte de la Unión Europea, ni de la OTAN.

Mas: Ya lo veremos.

Rajoy: ¡Llevamos tanto tiempo juntos!

Mas: Los superaremos.

Rajoy: Pero Artur, es que no lo entiendes… ¡Tengo al Tribunal Constitucional modificado!

Mas: Bueno. Nadie es perfecto.

 

Esa es la sensación que tengo. El uno en una escalada de argumentos que considera inapelables (y respaldados por sus amigos internacionales). El otro sonriente y feliz porque al fin tiene claro su destino, su meta. El uno entre sorprendido y crispado porque el otro no ve las cosas con la misma claridad que él. El otro vislumbrando ya su nueva vida después de innumerables fracasos a pesar de sus buenas cualidades. Y la clave la sigo viendo en esa última frase, Nadie es perfecto.

Esa sí se la podríamos aplicar a los dos. El día 28 de septiembre no será perfecto. Seguro. Habrá unos nuevos diputados, un nuevo Parlament y, esperemos, una nueva mayoría de gobierno. Pero nada será perfecto porque, como en el cuento de Monterroso, el problema seguirá ahí, como el dinosaurio. Incluso suponiendo que la mayoría de los votantes (más del 50 %) hubiesen votado a favor de las listas independentistas, no se dan las circunstancias perfectas para encarar la Declaración Unilateral de Independencia. No lo creo.

 

Imagen de la celebración de la Diada 2015 en Barcelona. Foto: Albert Gea (Reuters). Vía jllobo.wordpress.com

Imagen de la celebración de la Diada 2015 en Barcelona. Foto: Albert Gea (Reuters). Vía jllobo.wordpress.com

 

Hay dos elementos que me parecen claros y que creo que hemos estado ignorando, sistemáticamente, desde hace cinco años, por lo menos. Uno es que la legalidad no lo es todo. Otro es que con un 51-49 no vamos a ningún sitio. En ninguno de los dos sentidos. Me llama la atención que desde el Gobierno se esté insistiendo tanto en que además de los escaños hay que contar los votos en la confianza de que la suma de Junts Pel Sí y la CUP no van a llegar al 50 %. ¿Y qué? Me pregunto yo. Aunque estén entre el 40 y el 45 me parece muy significativo.

En Escocia, hace un año, con un referéndum perfectamente pactado y regulado, el resultado fue 55-45 y ya hablan de otro intento en esta misma generación. En Canadá, con márgenes decrecientes, se hicieron dos en 1980 y 1995, y no deja de sobrevolar la cuestión. Y en el caso de Cataluña, sea cual sea el resultado del próximo domingo, vamos a tener independentismo sobre la mesa durante años. Más vale que lo vayamos asumiendo. El Nadie es perfecto de la película de Billy Wilder era el fin a casi dos horas del mejor cine. El resultado del 27-S va a ser, en el mejor de los casos, el punto y seguido de un guión que se va escribiendo sobre la marcha.

Si reclamamos mayorías cualificadas para elegir a los miembros del Tribunal Constitucional, del Consejo General del Poder Judicial, al Director General de las Televisiones Públicas, cómo nos atrevemos a defender que para desconectarnos basta con un voto más, con un escaño más, con un respiro más. Y lo mismo es aplicado a mantener la conexión, eh. No vale agarrarse al esto es lo que hay y somos uno más. No. Así no se hacen las cosas.

Esto de ¿Por qué no?, No me importa, Me es igual,… no es el mejor ejemplo para un diálogo, aunque Billy Wilder y I. A. L. Diamond construyesen con esas y algunas otras frases una obra maestra. Esas no son formas, ni son razones.

A medida que se acerca el día de la votación, son más las voces que preguntan por cuál será el Gobierno que se forme en Sant Jaume, cuál su programa de gobierno y cuál su desempeño a lo largo de la legislatura. Otras no pocas se siguen preguntando qué hará el Gobierno de España cuando se ponga en marcha la DUI, si es que los números les salen a los independentistas. Y yo lo que me pregunto es, cómo se recupera la convivencia. Cómo superamos esta fase irracional de la mejor manera posible, con los mínimos daños posibles, y lo más robustos (todos) posible. Y no lo veo. No lo veo.

 

 

Me acabo de acordar que de pequeño me gustaba desmontarlo todo. Mi padre todavía me recuerda una cámara de fotos y un casete que dejé inservibles porque al intentar remontarlos me sobraban demasiadas piezas. Alguna cosa aprendí con esos montajes y desmontajes, pero la cámara no volvió a hacer fotos, la casete nunca volvió a reproducir nada y otros muchos objetos de mi casa no volvieron a ser nunca los mismos.

De aquellas peripecias y de las charlas-broncas de mi padre me quedó la idea, que reconozco que no siempre aplico, de que no debo ponerme a desmontar aquello que no sé cómo funciona. Aunque el propósito sea tan loable como arreglarlo. Si no sabes cómo arreglarlo, déjalo estar y consulta con quién sepa.

Anuncios

3 comentarios en “CON FALDAS Y A LO LOCO

  1. Aguda reflexión. Planteas lo que realmente es preocupante de todo este asunto, al menos a mi modo de verlo también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s