DATOS, DATOS, DATOS

Cerrado el primer mes del año es un momento tan bueno como cualquier otro para repasar los datos. Económicos, se entiende. Los principales indicadores de 2014 ya son conocidos, nos falta el de la Deuda Pública que conoceremos al cerrar el primer trimestre de este 2015. Pero datos tenemos de sobra para echar un vistazo, hacer balance y encarar el año que tenemos por delante. Año que, como ya hemos dicho, tiene una cara de urna que no se puede aguantar.

Estos días, a medida que se iban conociendo los datos de cierre del PIB de 2014, del IPC de 2014, del Paro de 2014,… había una referencia lejana que me revoloteaba en la cabeza. Aquella rueda de prensa que hace menos de dos años dieron en Moncloa Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristobal Montoro con un cierto aire de enterradores. Obviamente, no me acordaba de los datos que encajaron en aquel Cuadro Macroeconómico para los próximos cuatro años. Pero si recordaba la honda impresión que nos dejó a todos los observadores.

Así que, aprovechando un ratito, este fin de semana, me he propuesto rescatar aquellas previsiones y cotejarlas con los datos reales que se han ido produciendo desde entonces en nuestra economía. El resultado, tengo que decirlo ya, es llamativo. Lo resumo en una tablita y luego, si te parece, nos ponemos a leerlos con cuidado y tratar de sacar alguna conclusión.

Llama la atención la desviación de casi un punto en el crecimiento del PIB en el año que acabamos de cerrar. Llama la atención los tres puntos de desviación en la previsión del paro. Llama la tención, desde luego, los dos puntos de variación en los precios. En este caso, además, hay que añadir que llevamos siete meses en tasas negativas de inflación. Y finalmente es llamativo el error en el precio del petróleo. Aunque, en este caso, no es imputable directamente al gobierno.

La anotación que deje hace casi dos años en este cuaderno y a la que me refería más arriba se centraba en el complejo año electoral que nos esperaba en este 2015. Pero esa complejidad se ha multiplicado con las convocatorias de Andalucía y Cataluña, casi nada, más las primarias socialistas que, si se celebran, serán en julio.

Decía también, en ese abril de 2013, que el PP contaban con sufrir el voto de castigo en las urnas de las europeas, afrontar una pérdida pequeña en las municipales y autonómicas del 24 de mayo y renovar mandato en las generales de noviembre.

Las cosas han cambiado. O, al menos, se han matizado.

Ninguno contábamos con las elecciones andaluzas, ni con las catalanas,… ni con las griegas. Son muchos los que han dado un golpe en la mesa sin contar con que, tras ese golpe, todo lo que había encima se descoloca.

Susana Díaz ha optado por adelanto para consolidar su hegemonía en Andalucía y en el PSOE y habrá que ver como le sale la jugada. Tenía prisa por pillar con el paso cambiado a los morados de Podemos y los primeros sondeos pre electorales le ponen en la tesitura de tener que pactar con ellos o con el PP tras lograr un resultado peor que el de Griñán hace tres años. ¡Qué cosas!

Podemos ha iniciado el cerco al PSOE sin siquiera hacer la digestión de IU. El calendario aprieta. Y en el PP se oyen voces de que el adelanto de las generales es la mejor estrategia para evitar el imparable y constante ascenso del partido morado. Pero Rajoy no está por la labor. Su calendario es sólo suyo. Que se lo digan a los aspirantes a candidatos.

El castigo a los grandes partidos en las europeas del año pasado fue el advenimiento de una nueva política que contempla con cierta inseguridad las convocatorias del 24 de mayo. Dudas municipales, luchas internas de poder en las autonómicas, cambios profundos de los equilibrios de poder en todos lados. El mapa de los gobiernos que se constituirán a lo largo del mes de junio va a ser de todo menos previsible. Habrá que estar atentos.

Los datos que nos parecían tan relevantes hace menos de dos años se pueblan de matices con el paso de los días. La economía mejora, en la senda que el Gobierno del PP calculaba que podía serle beneficiosa. Pero ya no es suficiente. Los datos ya no importan tanto. Estamos en otra dimensión. En la de que algo cambie para que nada vuelva a ser como antes, aunque lo que vaya a venir no nos entusiasme demasiado. Lampedusa ha cambiado de siglo y de país.

Habla Gonzalo López Alba de la muerte de la política porque la transparencia es incompatible con la confianza. Pospolítica atendiendo a Byung-Chul Han. Podríamos acercarlo a nuestra tradición diciendo que es la política de Santo Tomás. Ya no confiamos si no metemos los dedos y las manos en las heridas. Y heridas son lo que sobran en nuestra sociedad. Así que, quién necesita confianza.

Pablo Iglesias, listo como es, empieza a tomar conciencia de lo que son las elecciones, lo que significan y como afrontarlas. “Sé que la televisión quema”, tal vez ha empezado a notar el calorcito como Juana de Arco en la hoguera. Unas elecciones, con su campaña, son agotadoras. Dos en el mismo año, una cuestión de profesionales. Cuatro, una amenaza para un movimiento social en permanente actividad y gestación. A lo mejor el calendario es el peor aliado de la marea morada.

Pedro Sanchez en Planeta Calleja

Pedro Sanchez en Planeta Calleja

El PP se había encomendado a los datos, a media legislatura, para salir airoso del reto. Y ahora lo apuesta casi todo al calendario, que también se ha llenado de datos. Y a Pedro Sánchez se le empieza a poner la misma cara que al que llega tarde a una cena de amigos, sólo se toma el postre y el café y al llegar la cuenta le toca pagar a escote como a todos, aquellos que se han puesto hasta arriba de entrantes, jamón y delicias varias. Es, dicen, corredor de fondo que no da nunca una batalla por perdida, incluso después de haberla perdido. Pero habrá que ver como termina este 2015 que empezó colgado en el vacío en Planeta Calleja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s