PANTALLAS ROTAS

No sé si te has fijado, pero un gran número de personas tiene la pantalla de su teléfono móvil rota. Destrozada, en no pocos casos. Es algo en lo que me llevo fijando en las últimas semanas. Lo que me sorprende no es el hecho en sí. Lo que me llama la atención es que lo siguen utilizando como si no viesen que está rota.

La mayor parte de las veces he observado esta realidad por la calle o en el Metro. Entre gente anónima a la que no tengo la posibilidad de preguntar. Pero en algunos casos me he topado con este fenómeno entre gente cercana y no he dejado pasar la ocasión de preguntar, primero, que les ha pasado y, segundo, porque no lo reparan.

Las respuestas suelen ser siempre las mismas. A la primera cuestión, que se les ha caído o que no saben muy bien cómo se les ha roto. A la segunda responden que es muy caro, o que no tienen tiempo, o que si no lo hacen en la casa pierden la garantía. Al final, la conclusión es clara. Utilizan su móvil con la pantalla dañada. En condiciones nada ideales. A casi todos les gustaría cambiarla, pero no pueden. No es que no quieran, es que no pueden. Pero ninguno contempla la posibilidad de tirar ese móvil y comprarse otro. Esa solución sería mucho más cara y menos productiva para sus intereses.

pantalla-rota con obrero
Así que van tirando con lo que tienen, adaptándose a esas fracturas para sacarles el mejor partido a su dispositivo.

El otro día, en el Metro, me fijé en una señora que consultaba su guasap en uno de esos móviles. Una fractura recorría de arriba abajo la pantalla. Casi en diagonal. Observándola me vino a la cabeza la imagen de España y del sistema democrático que disfrutamos desde hace casi 40 años. Un sistema con fracturas significativas, con un deterioro grande pero todavía útil, al fin y al cabo. Mucho más útil y más operativo que la mayoría de esos móviles de pantalla partida. Sin embargo, las voces y opiniones favorables a tirar a la basura el sistema democrático de la transición española y comprar otro completamente nuevo van ganando terreno.

Estamos, creo, ante la versión política de la obsolescencia programada. No porque el sistema no dé más de sí sino porque algunos creen que se han cansado de él. Lo curioso del caso es que el sistema funciona. Es el sistema el que saca a la luz los casos de corrupción. Es el sistema el que lleva a la cárcel y a juicio a los jetas impresentables de turno. Es el sistema el que se mantiene en marcha a pesar de los muchos que se empeñan en echar tierra al engranaje.

Crece el número, por convicción o dejándose guiar, de los que creen que rompiendo el sistema las cosas van a ser no sólo diferentes, sino mejores. Es legítimo. Los últimos años han dejado mucho cabreo, mucho malestar y mucha indignación. Pero no soy de los que creen que las cosas se arreglan rompiendo.

Jugando con dadosBienvenidos sean los que plantean soluciones alternativas. Los que creen que el sistema se puede mejorar. Los que tienen ganas de que los errores se corrijan. No los que quieren romperlo todo sin decir claramente que es lo que quieren construir. No los que creen que de los escombros se puede edificar nada interesante. No los que deciden y actúan a base de calentones o aprovechándose de los calentones de los demás.

difficult-employee-2

No estamos hablando de móviles y de pantallas rotas. Estamos hablando del sistema que nos ha hecho mejores. Del sistema que nos ha ofrecido las mayores cotas de bienestar para el mayor número de ciudadanos en toda nuestra historia. Estamos hablando del sistema del que todos nos hemos beneficiado y del que todos hemos sacado partido. Unos pocos, en exceso, pero lo están pagando. Y bastantes más que están pagando sin haber cometido ningún exceso, más bien todo lo contrario. Lo inteligente es pues, devolver a esos al sistema con todas sus consecuencias. No romper el sistema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s