LINCOLN NO ESTABA MADURO

Llevaba 15 años madurando el proyecto. Buscando el guión adecuado. Buscando la forma correcta de abordar al personaje. Tratando de encontrar el momento dulce de su creatividad. Y, visto el resultado, la cosa estaba todavía verde. Tal vez tenía que haber esperado un poco más. Tal vez no era el momento. Aunque, tengo para mi, que la clave del fracaso está en el propio Steven Spielberg. No es la persona para abordar este tipo de empeños.

La capacidad visual de Spielberg está fuera de toda duda y en “Lincoln” deja algunas muestras de ella. Pero al californiano se le atragantan los personajes. Es un gran contador de historias, sin duda. Pero los diálogos no son su fuerte. La potencia de sus imágenes revitalizó el cine del último tercio del siglo pasado. Pero ante la quietud, la reflexión y la conversación, no sabe que hacer con la cámara.

Bien fotografiada y ambientada y pese a los notables esfuerzos de sus protagonistas (principales y secundarios), “Lincoln” te deja vacío. Y no debería. En ningún momento tienes claro si te quiere contar la historia de la Guerra de Secesión, o la del final de la esclavitud, o la de las relaciones norte y sur en los Estados Unidos. No está claro si te quiere hablar del Decimosexto Presidente del país, de su vida marital, de su vida familiar,…

Daniel Day-Lewis como Abraham Lincoln. DreamWorks vía theatlanticDaniel Day-Lewis como Abraham Lincoln. DreamWorks vía theatlantic

Daniel Day-Lewis como Abraham Lincoln. DreamWorks vía theatlanticDaniel Day-Lewis como Abraham Lincoln. DreamWorks vía theatlantic

Es curioso que Spielberg haya terminado por apoyarse en un texto notable como “Team of rivals”, donde se describe el esfuerzo político de Abraham Lincoln por integrar a los distintos grupos políticos y no sea capaz de atinar en su descripción de la actividad política de su país. Las complejas alianzas y los movimientos en la Cámara de Representantes se le escapan.

Estás escuchando los intensos diálogos, cargados de matices, y Spielberg se empeña en mover la cámara o editar la conversación. Como si quisiese que fueras consciente de su mano. Sin darse cuenta que lo único que logra es distraerte de lo que están diciendo. Han pasado 72 horas desde que la vi y no dejo de acordarme de secuencias bien planificadas, visualmente hermosas y cargadas de contenido y emotividad que Spielberg destroza con malas elecciones a la hora de resolverlas o interrumpirlas de forma más que cuestionable.

Tal vez ha tratado de mitificar demasiado al humano Lincoln (el plano tenebrista de su lecho de muerte es perfectamente prescindible) y sólo se concede una crítica, merecida por otra parte, en boca del personaje que encarna Tommy Lee Jones, cuando llega a su casa para enseñarle el documento original de la votación a su ama de llaves, negra, con la que comparte cama. La frase es un perfecto compendio de lo que Doris Kearns Goodwin recoge en su libro y que el director no sabe trasladar a la pantalla.

Por si todo ello fuera poco, Spielberg vuelve a caer en vicios (propios y ajenos) comunes en el cine de estos años. No sabe terminar la película y acumula finales sucesivos que destrozan el conjunto y desmotivan al espectador.

Tal vez por mis altas espectativas estoy decidido a animarte a que vayas a verla. Siempre hay algo que merece la pena en las cintas de este ex niño prodigio. Vete a verla pero con la distancia suficiente de saber que no vas a ver una película redonda. Que no vas a disfrutar de todos y cada uno de los 151 minutos que dura. A pesar de todo, está por encima de la media. Y vete a verla antes de que se sigan entregando premios. No vaya a ser que le den más oscars de los que merece y al final te sientas en la obligación de decir, tu también, que es una obra maestra, cuando no lo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s